¿Sabes todo lo que debe tener tu botiquín?

¿Sabes todo lo que debe tener tu botiquín?

Ávila, 1 de abril de 2020. En estos tiempos en los que parece que tenemos más tiempo, la doctora en Farmacia y profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Ávila, Mª Teresa Prieto Pacho, ha propuesto -en esta nueva sesión de las Jornadas Virtuales Multidisciplinares- revisar nuestro botiquín de casa.

Bajo el título “Es un buen momento: revisa tu botiquín”, la profesora ha hecho hincapié en la necesidad de distinguir dos tipos de dispensarios: uno de primeros auxilios para cortes, rozaduras, quemaduras o dolencias menores; y otro compuesto por medicamentos que usemos de forma habitual, ya sea por tratamiento crónico o agudo.

Para ello ha mostrado como ejemplo su botiquín. Una caja reciclada compuesta por vendas, un antiséptico, suero fisiológico, algodón, tijeras pinzas, esparadrapo, un termómetro, guantes para realizar las curas, apósitos, tiritas, puntos de aproximación, pomada para las quemaduras, analgésicos, suero oral y medicamentos tópicos para las picaduras.

Todos ellos dependerán de las necesidades de cada familia. Y para ello pone de ejemplo la convivencia con niños, para quienes una barrita con árnica puede ser muy útil de cara a traumatismos que pudieran sufrir o los puntos de aproximación. También aconseja usar clorhexidina con las curas de los menores debido a que la solución de yodo no está aconsejada por el riesgo de hipotiroidismo.

Pero, ¿dónde guardamos cada botiquín? Mª Teresa Prieto recomienda para el segundo botiquín –el que contiene los medicamentos- colocarlo alejado de la luz, del calor y evitar la humedad, por lo que la cocina y el baño no serían buenos lugares. Para esto nos pueden ayudar los envases de algunos medicamentos donde se establece a qué temperatura deben estar.

También hay que tener en cuenta, en caso de que haya niños en la vivienda, colocarlos fuera del alcance de éstos, aunque para los adultos puede ayudar el hecho de tener los medicamentos guardados en la caja pero colocados para saber cuál es cada uno e identificarlos rápidamente.

Prieto ha incidido también en la fecha de caducidad de los medicamentos en cuyos envases está impresa. Para esto, hay que tener en cuenta que aparece en el formato mes y año, es decir, que hasta que finalice el mes indicado, pueden consumirse aún. Por ejemplo, si pone 9/2020 quiere decir que puede ser consumido hasta el 30 de septiembre de 2020.

¿Y qué hacemos con los medicamentos caducados? Muy fácil, depositarlos en el punto SIGRE que existe en todas las farmacias. Así nos aseguraremos de que los medicamentos no contaminen el medio ambiente. A estos puntos, indica Prieto, debemos llevar también los envases de los medicamentos, blísteres, frascos de jarabe o cajas, debido a que puede haber restos de medicamentos en su interior.

Para finalizar, en un intercambio de preguntas entre los espectadores (más de cien en esta sesión) y la doctora en Farmacia, ha respondido a algunas de las cuestiones como si son recomendables los jarabes naturales o su opinión sobre la homeopatía.

La próxima sesión de estas Jornadas Virtuales Multidisciplinares será el jueves 2 de abril a las 19:00 en la cuenta de Instagram @UCAVILA, donde Carlos Arroyo, profesor y Dr. en el Grado de Derecho de la UCAV, expondrá una charla bajo el título “COVID19: cauces de flexibilidad para ayudar en la continuidad de la actividad laboral”.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.