La UCAV entrega el herbario con 173 especies de flora y vegetación de El Oso

La UCAV entrega el herbario con 173 especies de flora y vegetación de El Oso

Ávila, 27 de marzo de 2019. La Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha entregado un herbario al Ayuntamiento del Oso, fruto del Proyecto Fin de Carrera financiado por este Ayuntamiento titulado “Flora y Vegetación del término municipal de El Oso”, realizado por Luis Pedro Martín García y dirigido por el profesor Dr. Juan Carlos López Almansa.

Escuchar: María del Monte, directora laboratorios UCAV.

 Foto: Juan Carlos Rico, agente de desarrollo RURAL del Ayto. de El Oso; Sergio López García, alcalde de El Oso; Pedro Mas, decano de la Facultad de Ciencias y Artes de la UCAV; y María del Monte, directora de los laboratorios UCAV.

El trabajo caracteriza la flora y vegetación del término municipal de El Oso, a lo largo de un período fenológico (junio 2009-abril 2010), y durante tres períodos fenológicos (2007- 2010) más específicamente en la zona de pinar. Para ello, los investigadores han adaptado el levantamiento de parcelas fitosociológicas a las características del estudio en 39 puntos de muestreo seleccionados al azar sobre una retícula en el MTN 1:50000 de 100 de lado. De esta forma se ha conseguido aumentar el conocimiento botánico de la zona de unas pocas decenas de especies hasta las 173 especies en el término municipal, recogidas en cerca de 300 pliegos de herbario. Un avance importante en el conocimiento de la flora de la zona, tanto del municipio como de la comarca de La Moraña, secularmente olvidada de los estudios botánicos por ser una zona profundamente antropizada.

Se han analizado las características meteorológicas, edafológicas y humanas que condicionan la presencia de las distintas especies en los 5 tipos de vegetación en que han dividido el término municipal (saladar, pinar, prado, cauce y tierra de cultivo). Esto ha permitido comparar dichos tipos de vegetación desde un punto de vista no sólo descriptivo sino analítico, identificando las causas que han llevado a la vegetación a establecerse del modo en que actualmente lo hace.

Los diferentes análisis de laboratorio sobre los suelos se han centrado en el horizonte superior de los mismos (15-20 cm de profundidad), y hemos caracterizado, para el total de 24 muestras recogidas las siguientes características edáficas: pH, Conductividad eléctrica, Nitrógeno, Fósforo, Carbono, Materia orgánica, Capacidad de Retención de Agua según Gandullo, y las modificaciones realizadas por Domingo Santos (Capacidad de Retención de Agua Modificada, y  Capacidad de Retención de Agua Disponible).

Los análisis de laboratorio sobre los suelos demuestran que, en general, son poco limosos y poseen una textura arcillosa o arcilloso-arenosa, situándose los suelos más arenosos en la pequeña zona de pinar. El pH, en general, es básico o muy básico, fruto de los fenómenos de endorreísmo que favorecen la acumulación de arcillas y sales; responsables estas últimas del aumento de pH.

La estructura vegetal se ha realizado a partir de trabajo de campo y laboratorio, a través de los pliegos de herbario depositados en la Universidad Católica de Ávila. Se ha concluido que la vegetación de pinar se caracteriza por ser una masa principal de Pinus pinaster abierta (135,93 pies/ha) con sotobosque ralo y escaso a base de terófitos y algún caméfito tal como tomillo salsero o cantueso, es la comunidad donde el pH se sitúa en la neutralidad o ligeramente ácido y donde la estructura edáfica es más arenosa (franco-arenoso).

La vegetación que predomina en los saladares es una comunidad pobre en especies donde Camphorosma monspeliaca domina las zonas que no quedan encharcadas en épocas de lluvia y poseen una concentración de sales mayor, donde no hay vegetación; la conductividad eléctrica de estos suelos, junto a los de la laguna es la mayor. La vegetación que podemos encontrarnos en los prados alrededor de la laguna está compuesta a base de las familias botánicas Cyperaceae y Juncaceae, siendo también frecuentes diferentes especies del género Rumex; el contenido en nitrógeno es alto, y la textura aun con variaciones, es la más arcillosa de todas.

La vegetación habida en las zonas de cultivo está muy determinada por éste, y caracterizándose por la exclusiva presencia de terófitos rastreros tales como Chenopodium rubrum o Ononis spinosa, se pueden encontrar también, como supervivientes a los tratamientos fitosanitarios y mecanización del medio plantas tales como Datura stramonium o Cucumis myriocarpus. La salinidad, textura y pH de estos suelos están muy emparejadas con las características que existen en la zona de saladar y prado alrededor de la laguna. Por último, en los cauces se encuentran características propias de la zona donde se encuentran incluidos éstos (pinar, saladar o cultivo), siendo estos miméticos de esa matriz más amplia que les da cobijo.

 

Juan Carlos Rico, agente de desarrollo RURAL del Ayto. de El Oso; Sergio López García, alcalde de El Oso; Pedro Mas, decano de la Facultad de Ciencias y Artes de la UCAV; y María del Monte, directora de los laboratorios UCAV.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.