Evaluación Docente UCAV

Encuestas de evaluación docente

La Universidad Católica de Ávila viene desarrollando desde el curso 2001/2002 la Evaluación de la Actividad Docente de su Profesorado.

Hasta el curso 2004-2005 la organización de esta actividad ha sido realizada por personal ajeno al Servicio de Promoción de la Calidad, siendo a partir del curso 2004-2005 cuando ésta se hace cargo de todo el proceso, incluida la elaboración de informes mediante software propio.

La organización de esta actividad es muy compleja, por lo que la colaboración de los Decanatos así como del Profesorado, es imprescindible para poder encuestar el mayor número de asignaturas y profesores. Sólo si todos colaboramos será posible obtener las máximas garantías.

La evaluación de la docencia ha tenido siempre como objetivo prioritario mejorar la calidad de la misma. La vertiente formativa persigue orientar (al profesorado y a los cargos académicos) sobre cómo mejorar la labor docente, motivar al profesorado (informando sobre cómo nos perciben los alumnos en nuestra acción docente estamos ofreciendo un elemento motivador fundamental) e impulsar la cultura evaluativa (que los diferentes estamentos universitarios reconozcan la necesidad de instaurar diversos procesos de evaluación). En definitiva, la práctica científica de la evaluación consiste en obtener evidencia (información objetiva de índole cuantitativo y cualitativo) de modo sistemático con el objetivo de informar algún tipo de decisión que conduzca a la mejora de la calidad.

Principios de actuación

  • Transparencia. Las acciones evaluativas deben ser transparentes y democráticas, realizándose con criterios y procedimientos consistentes, consensuados y replicables.
  • Contextualización. La interpretación de los resultados evaluativos debe contemplar las diferentes situaciones (número de grupos, tipo de asignatura, número de créditos, etc) en los que el profesorado desarrolla su docencia.
  • Respeto. Las acciones evaluativas se legitiman en la medida que respetan y promueven la autoestima, la motivación, el desarrollo y el prestigio profesional de los docentes.
  • Rigor. Las acciones evaluativas deben fundamentarse en investigación relevante y guiarse por una deontología profesional contrastada, manejando rigurosamente sus conceptos y procedimientos, garantizando su fiabilidad, validez y confidencialidad.

Solicitud de emisión de certificados

Enviar un email con su petición a calidad@ucavila.es