¿Cómo cuidar y mantener los vehículos durante el confinamiento?

¿Cómo cuidar y mantener los vehículos durante el confinamiento?

Jesús Garcés, team principal del UCAV Racing Engineering aporta unas pautas para evitar el desgaste de los vehículos durante la cuarentena

Ávila, 6 de abril de 2020. Si hace un año estábamos poniendo a punto nuestros coches para viajar a  diferentes destinos donde disfrutar de la Semana Santa, esta vez nuestros coches están parados en garajes, en la calle, tras semanas sin usarse o con un uso mínimo de trayectos cortos al supermercado. Por ello, es necesario realizar unos cuidados y mantenimiento para que el desuso de los vehículos no provoque una avería. Y esto lo sabe muy bien el team principal del UCAV Racing Engineering del Grado en Ingeniería Mecánica de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), Jesús Garcés.

La importancia de la batería

Si el coche duerme en un garaje es más fácil de mantener. Si la batería es nueva y como quiera que deberás salir al menos una vez por semana a comprar, pues bastará con ese pequeño recorrido hasta el súper para recargarla en el caso de que haya perdido carga. Si la batería no es nueva más al contrario tienen un tiempo, es aconsejable al arrancar en el parking mantener el coche al ralentí unos minutos antes de salir a la calle. En el caso de que sea el segundo coche de la casa es aconsejable arrancarlo cada semana y mantenerlo 10 minutos al ralentí.

Si el coche no arrancase, es mejor no insistir, ya que corre el peligro de agotar la batería, y llenar el circuito de alimentación de combustible de tal manera que el exceso de combustible impida que arranque. En estas circunstancias es aconsejable, que si no es imprescindible utilizar el vehículo, dejarlo hasta que acabe el período de alarma, y en el caso de necesidad llamar al seguro del vehículo que nos envíe una asistencia técnica, o a un taller cercano que nos auxilie.

El recurso de acudir al vecino que tiene cables de batería para que nos ayude a arrancar el coche conectando nuestra batería a la del suyo en estos momentos no es lo más aconsejable dadas las circunstancias.

Si por el contrario el coche está “descansando” en la calle, no podremos hacer nada. A menos, eso sí, que tengamos que utilizarlo alguna vez para ir a hacer la compra o trabajar en cuyo caso deberemos llamar al seguro para que nos envíe a un mecánico que nos lo arranque o cambie la batería.

Revisar el estado de los neumáticos

Es importante saber que los neumáticos en parado pierden presión, es decir, se desinflan. Por eso, cuando vayas a coger el coche de nuevo, no te olvides de comprobar su estado. Lo mejor es acudir a la gasolinera más cercana y ver que las presiones son las correctas.

De momento el estado de alarma nos va a dejar confinados en casa durante al mínimo un periodo de tiempo de un mes, y en este período de tiempo si no movemos el vehículo nuestros neumáticos pueden ir haciendo un plano en el punto de apoyo, lo cual no es grave, pero cuando nos pongamos en marcha nos puede causar una incómoda vibración. La forma más sencilla de evitarlo es moviendo el vehículo de tal manera que la posición de reposo sea diferente, y por consiguiente que los neumáticos no apoyen en el mismo punto, por ejemplo dando la vuelta al coche y aparcándolo en sentido contrario al que estaba.

Verificar el nivel de los líquidos

Un coche parado durante mucho tiempo si posee alguna fuga de líquidos puede perder un volumen considerable. Si observamos en el suelo del estacionamiento alguna mancha oscura esto es señal inequívoca que nuestro vehículo pierde algún líquido, y por consiguiente deberemos revisar el nivel de los mismos antes de realizar cualquier desplazamiento con él, por lo que es muy conveniente reponer el nivel de los mismos para estar seguros, y no correr riesgos.

También es importante, y sobre todo en el caso del aceite que circule por los conductos de engrase, caja de cambios, motor, etc, y para ello nada mejor que mantener el vehículo al ralentí un espacio de tiempo como 10 a 15 minutos, de tal manera que además coja temperatura, y fluya en condiciones de trabajo, pues todo y que los aceites sintéticos son muy consistentes, los orgánicos no lo son tanto, y por consiguiente pierden propiedades al estar largo tiempo en reposo.

Cuando sea posible, comprobar el nivel del aceite motor, del líquido de frenos, del líquido refrigerante y del limpiaparabrisas, y rellenar hasta el nivel si fuese necesario.

Proteger el vehículo

La mejor solución para mantener limpio el coche es colocar una funda protectora, pero si no ha sido posible taparlo y está aparcado en la calle, el polvo, la lluvia, las deposiciones de los pájaros van a ensuciar la carrocería y los cristales sin remedio por lo que lo primero que debes hacer es comprobar, que las lunas ofrecen una visibilidad correcta para conducir, y el estado de las escobillas limpiaparabrisas ya que, si tiene suciedad, si las ponemos en funcionamiento pueden rayar el parabrisas. También es muy importante antes de salir con el coche limpiar los faros, ya que la suciedad acumulada en ellos puede hacer que no alumbren bien, y comprobar su funcionamiento. 

Es posible que en la zona frontal se hayan quedado depositadas hojas o suciedad diversa, que taponen el paso de aire al radiador siendo por ello importante retirar las hojas que hayan podido quedar atrapadas en algunos huecos de la carrocería, como en la parrilla o en el capó.

Tener siempre presente que todas las acciones reseñadas las debemos hacer respetando las distancias con otras personas, llevar nuestros EPI´s (guantes, y mascarilla), lavarnos con detenimiento las manos posteriormente, y no tocarnos la cara con ellas.

Como no hay mal que por bien no venga podemos concluir que durante estos días de confinamiento habremos ahorrado combustible, kilometraje, desgaste del vehículo, y ayudado al medio ambiente.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.