Cándido Conde Pumpido: “la reforma de la Constitución debe contemplar la Unión Europea y las autonomías”

Cándido Conde Pumpido: “la reforma de la Constitución debe contemplar la Unión Europea y las autonomías”

El magistrado del Tribunal Constitucional y ex Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, ha analizado los logros de la Constitución de 1978, su vigencia, y ha justificado la reforma desde el punto de vista jurídico en la conferencia impartida en la Escuela de Otoño “La vigencia de la Constitución y oportunidad de reforma”, que organiza la Universidad Católica de Ávila (UCAV) en colaboración con el diario La Razón.

Escuchar: Cándido Conde Pumpido, magistrado del Tribunal Constitucional y ex Fiscal General del Estado.

Ha comenzado su exposición recordando los logros de la Constitución. En primer lugar, haber sido fruto del consenso del pueblo español ratificado en un referéndum. Algo poco frecuente que supone una ventaja adicional. “Conseguir esto en la reforma es muy difícil porque llevó un sí mayoritario y con una participación muy elevada, incluso en algunas CCAA que hoy son más críticas. Si queremos avanzar en un proceso de reforma debemos tener un proceso inclusivo y participativo, lo que va a suponer un gran reto”.

El segundo logro fue el de superar los dos grandes problemas históricos de España en la época contemporánea: el autoritarismo y el centralismo. Respecto al autoritarismo, ha incidido en que lo más importante fue el reconocimiento de los derechos fundamentales como el recogido en el artículo 10 de la CE que reconoce la dignidad de la persona y el art. 14 CE en el que se reconoció la igualdad de los españoles.

Respecto al centralismo, considera que “hay una clave del estado autonómico que ha destacado el Tribunal Constitucional: el equilibrio entre la unidad y la autonomía. Es un principio que es necesario construirlo día a día”.

Estos logros por ser una Constitución de consenso, que haya establecido una democracia muy profunda, y la adhesión a la Unión Europea.

Señalados estos logros, se ha referido a la necesidad de la reforma. No es bueno ni malo que las instituciones vayan quedando desfasadas y sea necesario reformarlas. Ninguna norma jurídica puede aprender lo que vaya a pasar en el futuro. Para Conde Pumpido  hay dos razones fundamentales que justifican una reforma de la Constitución. En primer lugar, la existencia de fenómenos novedosos que el texto del 78 no contempló y deben reflejarse como la Unión Europea. Hoy somos un estado miembro y la UE no aparece en la Constitución. “La UE es el elemento más determinante de nuestra realidad. Prácticamente, el 80% de las normas jurídicas están influidas por la normativa europea”.

Y, el segundo problema, es la existencia de problemas detectados desde 1978 pero que pasados 40 años necesitas sus ajustes y que no han dado las soluciones esperadas. Se trata de la reforma del título VIII que establece el sistema territorial, tanto desde el plano técnico como desde el plano político. Habría que establecer cómo deben configurarse las comunidades autónomas El problema de las autonomías está generando dificultades que tienen que llevar a ver cómo encajamos este problema.

Por último, no ha querido dejar de lado el gran papel que ha desempeñado el Tribunal Constitucional en la defensa de la Constitución. Tiene una posición muy fuerte en nuestro país porque forma parte del bloque de constitucionalidad, ha construido un bloque integrado por la Constitución y los Estatutos y ha tenido que ir configurando y adaptando lo que era una constitución muy abierta y flexible.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.