Avila, ciudad universitaria

Ávila es la ciudad ideal para cursar en ella los estudios superiores. Dispone de todos los servicios sanitarios, sociales y culturales de cualquier ciudad moderna del mundo, pero sigue siendo un ámbito urbanístico de dimensión humana.

En la actualidad, sobrepasa los 60.000 habitantes de hecho. Se halla en pleno centro de la Península Ibérica, próxima a otras localidades como Madrid, Valladolid, Salamanca, Toledo, etcétera,perfectamente comunicada con el resto del país tanto por vía férrea como por autopista, y a hora y media del aeropuerto internacional de Barajas. Gracias al esfuerzo que, últimamente, han realizado la Universidad de Educación a Distancia y la del distrito universitario al que la provincia pertenece, Ávila ha visto incrementar de forma muy notoria el número de jóvenes que deciden cursar aquí las carreras más diversas. Nuestra Universidad Católica “Santa Teresa de Jesús” es, por supuesto, una de las instituciones que aporta a la ciudad mayor caudal de muchachos, felices de haber elegido este hermoso rincón castellano para formarse y realizar sus estudios superiores. Otro centro formativo que crea un alegre clima juvenil y que recibe miles de internos de ambos sexos es la Escuela de Formación del Cuerpo Nacional de Policía.

Por su parte, las instituciones públicas abulenses dan el apoyo más decidido a la consolidación de Ávila como ciudad universitaria, pues saben que en el pasado la enseñanza superior se asentó fuertemente en estas altas tierras del centro de España (cuando el Palacio-Convento de Santo Tomás el Real fue cátedra en la que se formaron durante siglos miles de jóvenes, algunos tan famosos como Melchor Gaspar de Jovellanos). También en el futuro la enseñanza superior ha de seguir siendo característica esencial de una localidad en la que todo invita al estudio y la formación. Incluso una entidad privada, como la Caja de Ahorros de Ávila, ha querido rehabilitar el medieval Palacio de los Serrano para instalar en él la magnífica biblioteca-mediateca especializada en las distintas materias que imparten las facultades instaladas entre nosotros. Es el Centro Cultural al que los universitarios acuden diariamente para hacer consultas o preparar sus clases.

Debido al incremento de juventud experimentado en los últimos años, se han desarrollado también otros ambientes lúdicos y recreativos que los estudiantes necesitan como solaz y descanso. Y miles de chicos encuentran en Ávila lugares y momentos en los que hacer ese descanso y participar en esa sana diversión que nunca han sido incompatibles con el rigor y el esfuerzo. La fuerte expansión inmobiliaria experimentada en los últimos años ha hecho también que abunden los pisos y lugares de residencia a precios sumamente competitivos.

 

Por hallarse en el corazón de Castilla, la ciudad está relativamente cerca de cualquier otra ciudad española, aun de las más periféricas, y el estudiante que llega de fuera puede en pocas horas viajar a su lugar de origen. Es también el entorno ideal para extranjeros que, además de las distintas materias docentes que vienen a aprender, necesitan perfeccionar nuestro idioma. No existen demasiados emplazamientos en los que se hable el español con la perfección que se habla en la provincia que fue cuna, entre otros muchos, de escritores tan reconocidos universalmente como el santo y lírico Juan de la Cruz o la santa y doctora de la Iglesia Teresa de Jesús.

Por todo ello, y por razones que sería prolijo enumerar, Ávila es una excelente ciudad universitaria.