Aulas Culturales

La Universidad Católica de Ávila dispone de un potencial académico y formador al que se le puede dar una mayor utilidad fuera de las propias aulas universitarias. Los ciudadanos de la provincia abulense pueden beneficiarse de forma directa de ese potencial, lo que les enriquecerá individual y colectivamente. Al mismo tiempo, éstos pueden aportar su propia realidad a los investigadores y docentes universitarios. Se conseguirá así un beneficio mutuo que abrirá, sin duda, nuevos horizontes a la Universidad como tal. Además, la UCAV estará físicamente presente en los municipios más importantes de la geografía provincial, llegando a un tercio del total de la población. Logrará así una más fácil penetración en el tejido social y económico rural abulense. Sumando los habitantes de la ciudad de Ávila, que son ahora los más directamente beneficiados de la presencia universitaria, más de los dos tercios de los abulenses estarán físicamente cerca de la Universidad.

No se excluye llevar estas actividades al resto de los municipios de nuestra provincia e incluso a los barrios de la propia capital.. A medida que el rodaje del proyecto nos lo permita, iremos acercándonos a todos los rincones abulenses.

Desde la Asociación de Amigos de la Universidad Católica hemos decidido aportar apoyo personal y económico para desarrollar este proyecto. Entendemos que es una actividad que encaja perfectamente dentro de los objetivos y fines de la misma y que beneficiará a todos, a los habitantes de los núcleos rurales en primer lugar, y a nuestra Universidad también.

Para la realización de este proyecto, que estamos ya poniendo en marcha, contamos con la colaboración desinteresada y entusiasta de otras instituciones de destacada implantación social: Cruz Roja, Hermandad de Donantes de Sangre, Asociación contra el Cáncer, etc. Su apoyo ha sido total desde que les lanzamos la propuesta porque este proyecto es plenamente social.

El proyecto que se va a poner en funcionamiento consiste en acercar las enseñanzas universitarias a las zonas rurales de la provincia, aportar cultura a nuestros pueblos, sin contraprestaciones. Se trata de establecer en cada municipio inicialmente seleccionado un Aula Cultural de la Universidad Católica de Ávila, sin un modelo uniforme y cerrado, sino abierto a las demandas de los habitantes de cada lugar, pues entendemos que no debe darse aquello que no es demandado. En estas Aulas Culturales se impartirán conferencias, mesas redondas, seminarios, etc. por los profesores que voluntariamente se han ofrecido, de manera desinteresada, para realizar estas actividades.

Las primeras actuaciones que hasta ahora se han venido desarrollando han estado centradas en establecer los contactos necesarios con ayuntamientos, parroquias y otros entes locales de los municipios en los que se crearán estas aulas.

En todos los municipios existen instalaciones públicas adecuadas y medios técnicos para impartir las clases teóricas y prácticas y para celebrar otros encuentros formativos que se programen en las Aulas Culturales. Ésta es la aportación que realizan los municipios: prestar sus medios materiales para que se puedan impartir en ellos las enseñanzas que se demanden.

La provincia abulense está integrada por 248 municipios que suman 172.704 habitantes, según el censo oficial del año 2011. Solamente 22 de aquellos, incluida la capital, tienen una población superior a mil residentes. Llegar a todos los municipios es complejo en todos los sentidos. Por eso, lo práctico es estar presentes en los más poblados y que agrupan, sumando el censo de la capital, a más de la mitad de los habitantes residentes en los pueblos.

Para la realización de este proyecto hemos dividido la provincia en tres zonas, que son las siguientes, con los municipios y su número de habitantes:

  • Valle del Tiétar

En ella incluimos cinco municipios:
Adrada, La (2.680)
Arenas de San Pedro (6.933)
Candeleda (5.213)
Piedralaves (2.298)
Sotillo de la Adrada (4.821)
Total: 21.945 habitantes

  • Alberche-Pinares

En esta zona incluimos 7 municipios:
Barraco, El (2.077)
Burgohondo (1.278)
Cebreros (3.529)
Hoyo de Pinares, El (2.422)
Navaluenga (2.190)
Navas del Marqués, Las (5.844)
Tiemblo, El (4.442)
Total: 21.782 habitantes

 

  • Moraña, Tierra de Arévalo, Barco y Piedrahíta

Con cinco municipios:
Arévalo (8.099)
Barco de Ávila, El (2.729)
Fontiveros (842)
Madrigal de las Altas Torres (1.659)
Piedrahíta (2.014)
Total: 15.343 habitantes

Los 17 municipios suman 59.070 habitantes.

Existen otros cinco municipios con censo superior a 1.000 habitantes: El Arenal (1.060), Casavieja (1.574), Mombeltrán (1.228) y Pedro Bernardo (1.006), en la comarca del Valle del Tiétar; además de Navalperal de Pinares (1.066), en la zona de Alberche-Pinares. En una fase posterior, éstos podrán incorporarse al proyecto, al igual que otros de menor población. Nuestro deseo es atender todas las demandas que se nos hagan pues entendemos que la Universidad Católica debe estar en donde sea solicitada.

Pueden impartirse conferencias, talleres, mesas redondas, etc. sobre diferentes contenidos. Los profesores, que colaboran todos de forma desinteresada, son miembros del equipo docente de la Universidad y algunos profesionales externos debidamente capacitados que se han sumado a este proyecto.

A modo enunciativo, los contenidos que se pueden impartir podemos agruparlos en los siguientes apartados:

  1. Agricultura, ganadería y medio ambiente
  2. Economía, creación de empresas, emprendedores, etc.
  3. Medios de comunicación y nuevas tecnologías de la información
  4. Salud en el medio rural
  5. Educación en valores: padres, hijos, matrimonios, mayores
  6. Derecho, historia, patrimonio

Además de las ofertas globales, a petición de los municipios pueden programarse otras actividades especiales, siempre que haya profesorado dispuesto a ello.

La asistencia a las Aulas Culturales debe ser abierta a todas las personas, sin distinción alguna, y sin que aporten ningún tipo de matrícula. Si en algún caso fuera necesario, podrán realizarse actividades para colectivos específicos: jóvenes, ancianos, mujeres, padres de familia, etc. En estos casos, la programación que se lleve a cabo deberá ser planificada con la suficiente antelación.

Las Aulas Culturales está previsto que funcionen en los meses de abril, mayo, junio, octubre y noviembre de cada año.

Las Aulas Culturales de la Universidad Católica cuentan, inicialmente, con un numeroso grupo de Profesores Voluntarios o Solidarios, que se sumaron desinteresadamente al proyecto nada más conocer la idea. Son profesores de la UCAV y también profesionales externos a la misma que consideran positiva esta actividad. Sin ellos, el proyecto no podría realizarse. Todos son titulados universitarios, la mayoría con el grado de doctor. Entendemos, todos los que colaboramos en la iniciativa que debemos compartir, sin ningún afán económico, la cultura que tenemos, los conocimientos que hemos adquirido. Así contribuimos a crear una sociedad mejor y más formada y ayudamos a los municipios de nuestra provincia.

En las propuestas realizadas por Cruz Roja, Donantes de Sangre y Asociación contra el Cáncer no figuran los nombres de los ponentes y solamente aparece que los temas serán impartidos por técnicos de las respectivas asociaciones. Éstos son mayoritariamente médicos y psicólogos. Además de las temáticas que se recogen, el ofrecimiento de las tres asociaciones es amplísimo, abarcando todos los campos en los que ellas actúan.

En el siguiente cuadro figuran los nombres de los profesores, los temas a impartir y las preferencias por zonas. Son tanto la temática como la modalidad meramente indicativos, pudiendo ser concretados cuando se conozcan las demandas de los diferentes municipios.

Descargar documento: Profesores voluntarios

El profesorado y los temas a impartir no quedan cerrados con la relación anterior. Pueden ser ampliados con la incorporación de nuevos docentes y temáticas. De hecho, varios profesores más ya se han ofrecido y están pendientes de concretar los temas que pueden aportar. A medida que se vayan produciendo nuevas incorporaciones, será comunicado a los municipios.

Ávila, 9 de abril de 2013